viernes, 16 de diciembre de 2011

Nuevos rumbos

Llega el 2012 y  la Fragua no diríamos que se apaga, sino que deja su ardor por donde anduvo y queda ahí, en un estado que es el de un entonces.
Yo veré qué forma virtual van tomando estos colores, y entonces vuelvo, y para aquel que  encuentre el eco en este raro éter, silbo una nueva dirección.