jueves, 18 de junio de 2009

Los cien ojos


Algunos poemas de "Los cien ojos de la cola del pavo real de Hera" libro de Magdalena Ferreiro que ganó en el 2008 el premio de la Casa de los Escritores del Uruguay, para jóvenes poetas.

Estocolmo

Sírvase usted.
Tome lo que es suyo por derecho
de pernada, por motivo
de perfume a tabaco,
por razón de voz y eco,
por su mano en el bolsillo,
su gesto duro y perfecto,
su mala leche.

Subordinación

El hombre flagela al hombre
que azota al perro que acosa al gato
que devora con fruición
las alas de una polilla viva.

Torsión

Ella fela el real corazón
con deleite y odio
y luego desanda, virgen,
mundo abajo,
las escalas de la torre.

Panóptico

La ternera blanca
que dará nombre al Bósforo,
hoy bajo custodia,
atada al olivo.

El vigilante
atado también al olivo,
pero convencido de estar suelto.

Recursos imperiales


Siete mil soldados
de barro cocido
para que me temas.

Siete mil alfiles
que son elefantes
y aves misteriosas
(que a los elefantes llevan a su nido)
sobre mi tablero
para que me temas.


Magdalena Ferreiro

Fotos:
El libro de Magda y la libreta que me regaló Paulita. Mis fetiches de viaje hace menos de un mes, cuando me fui a trabajar a Tucumán .
Además, me acompañaron en un viaje con regreso accidentado. Toqué suelo de Aeroparque a través del tobogán inflable, aferrada a mi bolso de mano, que los resguardaba.
Gracias a Florencia C. que rescató estas fotos en la oficina y me las mandó una a una con paciencia, tolerando mis pedidos reiteradísimos y mis ridículas explicaciones (algo bueno habré hecho para que me aguante!)