miércoles, 4 de febrero de 2009

Frutos porosos

y ella dijo: sueño y desorden. La noche
me da estos frutos porosos.
No me quejo del azar.
No me quejo del llanto de los animales atados,
ni del hambre de la noche que come los objetos y los hace
carne de su oscuridad
y ella dijo: se supone que hay algo
pesado en mi corazón.
Mis piernas son blancas, sin solear y de una pereza que es
la turbia apariencia de la sangre.
(...)

Leonor García Hernando

Fotografía: Juliette Binoche, Jeremy Irons en "Damage"
Porque alguien (que conoce la temperatura variable de las cosas) me la recordó anoche en una charla - extendida - post-cine.