viernes, 31 de octubre de 2008

Ayer en Fedro


La lectura
Alex Piperno


Guadalupe Muro

Mariano Blatt


Karina Macció


LUEGO DE LA LECTURA...

























miércoles, 29 de octubre de 2008

Jueves en Fedro

Los invitamos a una nueva lectura del
ciclo de poesía en Fedro

Nos encontramos en nuestro habitual espacio
para escuchar a:

Guadalupe Muro, Karina Macció
Alex Piperno
(Uruguay) y Mariano Blatt

Jueves 30 de octubre a las 20 hs.
en FEDRO: Carlos Calvo 578

Coordinan el ciclo:
Florencia Walfisch
Ana Lafferranderie
poesia@fedrosantelmo.com.ar


Fedro San Telmo
Carlos Calvo 578
4300-7551
http://www.fedrosantelmo.com.ar/
info@fedrosantelmo.com.ar


Alex Piperno (Montevideo, 1985)
Se formó en artes plásticas, dramaturgia y literatura. Desde el 2006 estudia cine en la FUC de Buenos Aires.
Fue premiado y mencionado en distintos concursos: Concurso de Poesía de la Bnai Brith, el Premio Anual de Poesía del MEC, los Fondos Concursables de las Artes, el Concurso de Poesía de la Intendencia de San José y la Fundación Pablo Neruda de Chile y el Concurso de Poesía Ciudad de Zaragoza, España.
Colaboró con la revista holandesa Versal e integró Plata Caribe, antología de poesía uruguayo-dominicana ( 2008).
Coordina Las elecciones afectivas Uruguay junto a Laura Chalar.
Publicó Confirmación del paraíso (Artefato, 2007) y proyecta la próxima publicación de Auschwitz. Su blog: alexpiperno.blogspot.com.


Guadalupe Muro (Bariloche, 1985).
Actualmente reside en Buenos Aires.
Es cocinera y florista.
Publicó el libro de poesía ¿Con quién dormías?, Editorial Hueso de jibia, 2007.
Su blog: lacortadera.blogspot.com

Mariano Blatt (Buenos Aires, 1983).
Poeta y editor. Ha publicado las plaquetas Emergencias, El chico que baila, Arrepentirse y otras traducciones (ediciones de autor) y A la espera de que cosas maravillosas sucedan (Color Pastel). Poemas suyos han aparecido en las revistas El interpretador, Poesia.com, El niño Stanton y Zona churrinche, entre otras.
En 2007 editó su primer libro, Increíble, en el sello editorial El niño Stanton. Su Fotolog: fotolog.com/mendozs

Karina Macció (Buenos Aires, 1974).
(Buenos Aires, 1974) es escritora, Licenciada y Profesora en Letras por la Universidad de Buenos Aires. Publicó los libros de poemas Pupilas Estrelladas, Ferina, Lestrygonia, Impresos en rojo, y La pérdida o La perdida, de reciente publicación por Viajera Editorial, emprendimiento que también dirige.
Es docente de Literatura y de Semiología, y se dedica a la coordinación de talleres literarios desde hace más de nueve años. Esta tarea desembocó en Siempre de Viaje (www.siempredeviaje.com.ar), un espacio para la producción literaria y artística que promueve la difusión de nuevos talentos y de las obras literarias en progreso. Así, en el 2006 comenzó la publicación de Poesía Portátil, pliegos poéticos con textos de escritores noveles, de la colección Valijita, libros objetos de autor, y en el 2008, Viajera Editorial para publicar de una forma más tradicional, literatura gourmet.

lunes, 20 de octubre de 2008

jueves, 16 de octubre de 2008

Un poema...

...de Carolina Esses

Durante días estuve escribiendo en papeles diminutos
cosas terribles sobre vos
parecía una gitana esparciendo insultos
en boletos de colectivo, entradas de cine.
Era como aprender otra lengua
empezando por lo más vulgar
y atribuírtelo todo a vos.
Esas palabras me redimían
y después de cenar
te abrazaba debajo de las sábanas
como quien se aferra a un barco que se hunde.

miércoles, 15 de octubre de 2008

Chicas japonesas


Amigos uruguayos, talentosos
Chicas Japonesas es un proyecto de Gabriel Richieri (poeta-performer) y Gabriel Córdova (músico-compositor-cantante)
Textos y voz: Richieri - Musica y voz: Córdova

lunes, 13 de octubre de 2008

Viernes, poetas en Literatura Viva

LITERATURA VIVA
café literario

entrada libre y gratuita
tercer viernes de cada mes en

Centro cultural "Las mil y una artes"
Medrano 645 (y Corrientes)
el próximo
viernes 17 de octubre de 21 a 24

te invita a la lectura de poesía de:
ALBERTO SZPUNBERG
y
CARLOS DARIEL

y

Performance "AGUA"
Rosaura Álvarez - Julia Micotis
Dirección: Ariel Muñoz
Sobre textos poéticos de Alejandro Mendez Casariego,
Gerardo David Curiá, Monica Melo, Mirta Sod, y Ariel Muñoz.

MICRÓFONO ABIERTO

Invitan: Gerardo Curiá y Lidia Rocha.
Más información en:
www.valknutr.blogspot.com
***

Sobre mis hombros, que ya nada sostienen
el revuelo de tu respiración aún agitada,
como una cuerda pulsada hace ya tiempo,
antes, mucho antes de esta levedad que el aire llama
como las ropas mojadas a la desnudez del alma,
mientras mi mano juega con tu pelo que a qué huele,
puntual, puntual, pese a la terrible lentitud de los días.

(Nota 5)

Por nuestra manera de caer uno en el otro
la lluvia en la ventana nos pide que abramos
un resquicio aunque sea, esa grieta,
por donde la hiedra se asoma a la intemperie:
no son pasos los pasos que por fin se alejan
sino el roce de las ramas contra el muro,
nuestro propio jadeo hasta el límite del llanto.
(Nota 7)

Me asomo a través tuyo:
¿éste es el mundo?, te pregunto
¿el jazmín del país florece todo a tus pies?
¿Hila el mirlo la música a tus espaldas toda?
Bajo un techo de incendios ocres, vientos rojizos
se entrelazan como brazos que el aire mece.

(Nota 28)

-----Alberto Szpunberg, de Notas al pie de nada ni de nadie.

***

Desde el lago

He visto una flor
sobre el perfil de una roca
era pequeña y blanca
la vi desde un bote
y fijé la mirada sobre ella
hasta que no pude verla más
.
una flor recortada
sobre un fondo de tiempo detenido
.
¿era temor o deseo
lo que la hacía permanecer
pequeña y blanca
aferrada a esa roca?
--------------

---Carlos Dariel, de Cuestión de lugar

martes, 7 de octubre de 2008

Pregunta por ti



Para mis amigas con las que cantamos las canciones más melodramáticas después de un par de vinos o cuando declina una fiesta...
Para los que lloran y hacen catarsis y no eluden los riesgos de andar queriendo...

viernes, 3 de octubre de 2008

Oto ha-yam


Porque así ocurre (todo encadena), en Banchero (fotos en la entrada anterior), Elba K. habló de Amos Oz y por eso ayer me mandó estos bellísimos textos de su libro "El mismo mar" (Oto ha-yam).
La foto (Michael Stipe, REM), es un regalo anticipado de cumpleaños, para esta queridísima amiga.


Rico

Bondad, amargura, pasividad y desprecio ve el señor Danon
en el retrato de su hijo. Como dos caras superpuestas:
la mirada y la frente.
Abiertas, luminosas, y delante, la línea amarga de los labios,
casi cínica. En la fotografía el uniforme disimula la caída
de sus hombros, ensanchando al joven hasta un hombre
duro. Hace ya unos años
que casi es imposible hablar con él: ¿qué tal? Como siempre.
¿cómo estás? Bien. ¿has comido? ¿has bebido? ¿te apetece
picar algo? Ya vale, papá. Ya está bien.
¿y qué opinas de las conversaciones de paz?
Balbucea alguna ocurrencia,
ya en la puerta, adiós. Y no trabajes demasiado.
Y a pesar de todo hay afecto, no en las palabras
ni en la fotografía,
sino en medio o al lado. Su mano en mi brazo: su contacto
es apacible, familiar y extraño a la vez. Ahora en el Tibet
son casi las tres menos veinte. En vez de seguir indagando
lo que no está en la foto, me voy a preparar una tostada,
a tomarme un té
y a volver al trabajo. Esta fotografía no hace justicia.


En la otra cara

Ha llegado una postal, con un sello verde: hola papá,
esto es precioso, alto, puro,
la nieve me recuerda los cuentos búlgaros
que mamá me contaba de pequeño
sobre pueblos con pozos, bosques, duendes ( aunque aquí casi
no hay árboles, a esta altura solo crecen arbustos y son
más bien como una gran obstinación).
Aquí estoy bien, con jersey y todo,
y estoy con unos holandeses muy prudentes. Por cierto,
de alguna forma el aire suave
transforma aquí completamente todos los sonidos.
Ni siquiera el grito más terrible
rompe el silencio sino que, cómo decirlo, se une a él. Y tú,
no trabajes hasta muy tarde. P.D. en la otra cara de la postal
verás una fotografía de un pueblo en ruinas. Hace unos mil
años había aquí una civilización perdida
que desapareció por completo. Nadie sabe lo que pasó.


Mar

Hay un pueblo en el valle. Veinte cabañas de techo plano.
La luz de las montañas es fuerte e intensa.
Junto al meandro del río los seis escaladores,
la mayoría de Holanda,
están tumbados sobre una lona jugando a las cartas.
Paul hace algunas trampas y Rico,
que pierde, se echa a descansar, envuelto en un anorak
y una bufanda, y respira despacio
el aire fuerte de las alturas. Alza la vista: puntas de hoces
afiladas. Don nubes de pluma.
Una superflua luna al mediodía. Y si se tropieza,
el abismo tiene olor a útero.
La rodilla duele un poco y el mar arrastra.

Amos Oz
Traducción del hebreo de Raquel García lozano

Tomado de la contratapa del libro (Ediciones Siruela, Madrid, 2002):
Esta es una historia contada por diferentes personajes en lugares distintos, pero constantemente interrelacionados, bien por la realidad, bien por los sueños y obsesiones de cada uno de ellos. En el mismo mar todos los personajes se hallan separados de su objeto de amor, a veces por una barrera, una pared, un país, una habitación o la muerte.
Prosa y poesía se entrelazan en la narración (...)

jueves, 2 de octubre de 2008

Tibias largas/ Entrevero II

Al terminar la presentación, en el CCC...








Luego en Banchero ...



miércoles, 1 de octubre de 2008

Tibias largas


Marina Serrano presentó ayer "La diástasis de las tibias largas".
Le di sólo una primera lectura. Pero eso, sumado a lo que escuché, me bastó para certificar la evolución de esa voz original que asume un nuevo despliegue, sin complejos.
Soltura en el lenguaje, un decir intenso afirmado en la singularidad. Fluir entre territorios diversos, siempre desde lo íntimo; un lugar de extrema implicación que se sostiene con admirable equilibrio. La convivencia del lenguaje coloquial con un lenguaje técnico que (como gran hallazgo) colabora en vehiculizar la emoción. La interioridad que es orgánica y es emocional, es del cuerpo y sus fragmentos, del sentir y sus derivaciones.

Aquí, el último poema del libro, que Marinita leyó en la presentación.

Martillado

Martillé bajo un orden simbólico
para comprender el amor;
no mi amor animal
no mi amor vegetal
no mi amor de piedra entre las piedras.

Descargué la cabeza pesada
sobre las formas que me resultaban conocidas
pero parecían transformarse o perder partes
y sin que pudiera darme cuenta
se tornaban invisibles.

Volví al agua
me desparramé entre partículas fundamentales
y el resto
se unió al amor de las piedras
que descansan sobre piedras, y al amor vegetal
animal, de tibias largas
y estos con otros amores incorpóreos
que flotaban en el logaritmo, los fractales, el olvido
el mundo extinto, las historias
y aquellas totalidades
se encontraban incluidas en otras
hasta convertir a la creación
en algo infinitamente pequeño.

He muerto.
Nada me sobrevive, a excepción
de mí misma.

Marina Serrano


Debería haber sido más clara, debería haber dicho que me cautivó y deslumbró, que está entre los libros que más me han impactado este año... pero estas apreciaciones apasionadas uno las deja para los insterticios, las posdatas, los comentarios entre amigos; quizá por pudor, por temor a caer en excesos o en subrayados que el texto no necesita.
Sea como sea, todo eso es, en verdad, lo primero...