miércoles, 11 de junio de 2008

Clase 62

El sábado estuve en "Interiores", ciclo de poesía donde Inés Manzano convoca a escritores de las Provincias y se pueden escuchar voces a las que de otro modo no llegamos.
Escuché a dos buenos poetas de La Plata: Gustavo Caso Rosendi y Martín Raninqueo. Fue una de esas lecturas a las cuales uno se alegra especialmente de haber ido.
Con dos estilos muy diferenciados para escribir y leer, me resultaron ambos interesantes y me quedé con ganas de leerlos, así que me traje dos libros y una selección de poemas:
- "Poemas al Flautista y otros poemas y canciones", de Martín.
- Una selección del libro inédito "Soldados", de Gustavo...
- y también de él: su primer libro, "Bufón fúnebre"(1995) que, por lo que estuve viendo, tiene poemas lindísimos.

La lectura de Martín Raninqueo me generó esa emoción particular que ocurre algunas veces. Esto no invalida todas las otras ocasiones donde lo que se escucha se disfruta y se valora desde un lugar menos "conmocionado" (que además puede tener tantos matices), pero es cierto que esos encuentros en los cuales algo captura y repercute fuertemente son los que - al menos yo- luego recuerdo. Como cuando Bossi leyó "Tres" en Fedro o cuando escuchamos a Rocío González (mexicana) también en "Interiores", o cuando Battilana leyó aquel poema de Inchauspe que a Flor tanto le gustó... y así.

Raninqueo lee afirmando una voz potente y subrayando el peso de cada palabra, en un estilo que convoca su perfil de músico y que me recordó el modo de leer de Mileo. Uno va entrando sin darse cuenta en ese mundo, hilvanado por el texto y la voz.
Así leyó sus "haikus de guerra" (bellos), parte de un libro que va a editar en pocos meses la Universidad de La Plata y que (como él contó que le dijo Mileo, al escucharlo en el Festival de Rosario) introduce la temática de la guerra en el haiku, toda una novedad y algo en cierto modo osado. Poemas en imágenes diminutas detrás de las cuales se ve y se siente un páramo frío, niebla, temblores apenas perceptibles, colores aislados sobre un manto blanco, sonidos que connotan lo que no se quiere ver.
Raninqueo puede también leer en tonos más coloquiales, como lo hizo cuando leyó "Carpintero" (un texto en prosa y verso, estos últimos a modo de estribillo que se quiebra al final) y combinó distintas voces de manera armónica e hilada.

Hay algo en la lectura de poesía que la calidad del texto no agota ni garantiza; algo que viene de otro lado, que se produce por la coincidencia de distintos factores y va más allá de lo que se lee. Buenos poemas pueden crecer en una lectura, poemas excelentes muchas veces se sostienen en su calidad sin cobrar ese vuelo al ser leídos... Otras veces, esos mismos poemas embelesan y lo que escuchamos (mediado a su vez por tantas cosas) es - afortunadamente - algo variable, que siempre está en movimiento y puede sorprendernos.


Martín Raninqueo
Nació en La Plata en 1962
Es músico y poeta
Libros publicados, propios o en colaboración: "El viento también recuerda" , antología de ex combatientes de Malvinas (Ed. Ultimo Reino, 1996) y "Poemas del flautista" (2003)
De próxima edición: "Haikus de guerra"´
Como músico: grabó "Después del incendio" (1998), "Fffff" (2001) y "Gorrión criollo" (2007), todos con canciones de su autoría.

Gustavo Caso Rosendi
Nación en Esquel (Chubut) en 1962, pero vive en La Plata desde muy pequeño
Libros publicados propios o en colaboración: "Elegía común" (La Plata, edición artesanal, 1987), "Bufón fúnebre" (bs. As., ültimo Reino, 1995), "El viento también recuerda", antología de ex combatientes de Malvinas (La Plata, Ediciones Último Reino, 1996), "8 poetas regionales", antología auspiciada por Edelap (Bs. As., Ed. Vinciguerra, 1997), "Poesía 36 autores", antología de poetas de la ciudad (La Plata, Ed. de La Comuna, 1999), "Naranjos de fascinante música", antología de poesía contemporánea (La Plata, Libros de Talita dorada, 2003)
Libros inéditos: "Lo más lejano" (1997), "Caminata" (2000), "Etcétera" (2001), "Soldados (2003-2004)

Juntos grabaron un CD llamado "Poemas"