lunes, 30 de junio de 2008

Las tablas de la ley

La lectura del jueves en Fedro (ver fotos post anterior) me dejó releyendo los libros de los poetas. Mientras leo y elijo poemas de María Malusardi para colgar en el blog, traigo este poema de "Demudado", libro de Cristina Domenech que leí el año pasado y me sigue conmoviendo. El sábado releí "Las tablas de la ley" en sólida y contenedora compañía, con quien comparto el deslumbramiento por algunas voces laterales.

Las tablas de la ley

A Delfina Goldaracena

Hay niños como águilas
que inventan las garras del tiempo
y tienen las manos como florcitas austeras.
No confiaba madrecita en mis versos
de manantial de agua inesperada. Desdecían
el escrúpulo del hombre que sueña
y no da de beber
para ser también madrecita tuya
y de todos los cielos de extramuros.
Pero un aire mundano
entorpece este incesante letargo
y la palabra es un aleteo de colibrí.
Yo trato madrecita de contar
cuántas veces se mueven las alas
en un solo minuto. Cansa mirarlo.
Si parece una estatua de arco iris
que liba su mismísimo cuerpito.
Yo soy lo que hice, lo que hago ahora
dentro de los siglos que no vienen.
No hay división divina diva
madrecita tu ternura de horas que consumen el futuro.
Nací para serte madre.
No me dejes morir
como el agua que huye río abajo
eterna entre las piedras y el sol.
No te quemes con este destierro a destiempo.
No destejas la mortaja que hicieron mis manos
cuando labraba la huerta de los hijos.
En las monedas que guarda la tierra está la palabra.
Y no dirá nunca qué soy
cómo llegué al mundo, cómo me fui.


Cristina Domenech
"Demudado", (airediseño ediciones, Buenos Aires, 2007)

sábado, 28 de junio de 2008

Un jueves de junio en Fedro

Malusardi, Domenech

Paolantonio

y Mendez Casariego


Fedro con las poetas

Con Tomás Goldaracena , hijo de Cristina, que leyó poemas de su hermana Delfina





Poetas, amigos, gente querible




viernes, 27 de junio de 2008

Resumen de espejos y el gusano

Hoy, día de valiosa poesía y de ver amigos

El Subsecretario de la Casa de Catamarca, Dr. Juan Xavier Vehils Ruiz,
la Editorial Ciudad Gótica de Rosario y el Fondo Editorial Los Juegos del Temps
de Santa Fe, tienen el agrado de invitar a usted a la presentación del libro

RESUMEN DE ESPEJOS
de Leonardo Martínez

Presentación a cargo del poeta, ensayista y narrador Santiago Sylvester,
a realizarse el día viernes 27 de junio a las 18:30 hs. en la Casa de Catamarca, Av. Córdoba
2080, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Se ofrecerá un vino de honor.


Más tarde, a las 21 hs., en La manzana en el gusano,
leen Fabián Casas – Mariana Terrón – Noelia Vera

Espacio Cultural Patio Arrabalero
Paraguay 5150 (entre Humboldt y Fitz Roy)


miércoles, 25 de junio de 2008

Jueves en Fedro: poetas

Fedro Poesía Junio 2008

Los invitamos a una nueva lectura del
ciclo de poesía en Fedro

Nos encontramos en nuestro habitual espacio
para escuchar a:

María Malusardi, Cristina Domenech
Jorge Paolantonio y Alejandro Mendez Casariego


Jueves 26 de junio
a las 20 hs.

en FEDRO: Carlos Calvo 578

Cristina Domenech (Buenos Aires, 1954)
Publicó Impalpable (Último Reino,1994), Condensación de la Luz (Libros de Alejandría, 1998), Tierra Negra (Del Dock, 1999), Demudado (Airediseño ediciones, 2007).
Dicta talleres de escritura en forma independiente y colaboró con la Casa de la Poesía en un programa de escritura de poesía para niños. Dictó también talleres de narrativa y poesía en el Centro Cultural Recoleta.

María Malusardi (Buenos Aires, 1966)
Poeta, periodista y docente. Publicó: El accidente (Mascaró, 2001), la carta de vermeer (Alción, 2002), variaciones en la niebla (Alción, 2005) y diálogo con pescadores (Alción, 2007).
Su libro inédito trilogía de la tristeza ha sido finalista del Premio de Poesía Olga Orozco, 2007.
Integra la antología de poetas de los ' 60 (México, Argentina, España) Animales distintos, de reciente aparición en México.
En narrativa: ha publicado sus cuentos Trío Suspendido y Tinta Roja (1994-95). Su cuento Bruno fue mención en el Premio Manuel Mujica Lainez, 2007.
Como periodista ha trabajado en gran cantidad de medios gráficos, entre ellos Diario Clarín, Revista El arca, Revista Lugares, Diario Perfil). Actualmente colabora en la revista Nómada. Dicta talleres de lectura y escritura y enseña periodismo en TEA.

Alejandro Mendez Casariego (Buenos Aires, 1952).
Como poeta publicó los libros El elefante de Cartón (Ed. Patagonia, 2003) y Los Réprobos (Ed. Patagonia 2007).
Poemas y ensayos suyos fueron incluidos en Antologías en nuestro país, México, España y Perú. Publicó también ensayos, comentarios y críticas en revistas literarias Argentinas.
Co-condujo, durante varios años, el Ciclo de Poesía El Orate y la Musa.
Estudió profesorado de Historia en la Universidad Nacional de Cuyo.

Jorge Paolantonio (Catamarca, 1947).
Escritor, docente universitario y traductor. Publicó nueve volúmenes de poesía, el más reciente: Peso muerto (El Mono Armado, 2007)
En narrativa: Año de Serpientes (Ultimo Reino, 1995), Ceniza de Orquídeas (Deldragón, 2003 y Jorge Pinto Books, New York, 2008) y Algo en el Aire (Planeta, Seix Barral, 2004)
Primer Premio Municipal de Poesía de su ciudad natal a su poemario Huaco (Ed. del Dock, 2000) . Beca de creación de FNA por su novela Ceniza de Orquídeas, también primera finalista del Premio Planeta. Primer Premio Municipal Ciudad de Buenos Aires en 2007 (Bienio 2002-3). Su novela Algo en el aire (Seix Barral, Biblioteca Breve 2004), fue finalista del Premio Latinoamericano Planeta 2003 y Novela del Año, para Fundación Honorarte.
Teatro: tres obras estrenadas internacionalmente y cinco publicadas en Teatro 1 (Sarquis, 2003) y Teatro 2 (Sarquis, 2008).
Ha sido antologado en numerosas oportunidades y traducido a varios idiomas


Coordinan el ciclo:
Florencia Walfisch
Ana Lafferranderie
poesia@fedrosantelmo.com.ar


Fedro San Telmo
Carlos Calvo 578
4300-7551
http://www.fedrosantelmo.com.ar/
info@fedrosantelmo.com.ar

martes, 24 de junio de 2008

El hueco en la tela

Un poema de Laura Alonso (Laveron), que ella misma dejó entre los comments de la invitación a Literatura Viva, a raíz de "Grafito", de Claudia Masin.

Puso Laura sobre el poema de Claudia y sobre el propio:
qué belleza evocativa. muy potente. yo he "desenterrado" un viejo poema para mi madre. espero te guste. creo que vos lo vas a entender mejor que nadie y es bastante viejo. le hice algunos retoques, pero aún es muy paupérrimo

Está de más decir que lo paupérrimo no se lo encontré nunca. El texto se defiende por sí mismo; quien lo lea, verá.
Yo lo traje sin dudar, guiada por la emoción y el interés que me despierta.
Lo dejo con un abrazo a mi pequeña Laurita, con quien compartimos barrio montevideano y militancias, hace un par de décadas.


El hueco en la tela

a mi madre

rosaleda
sin ganas de enjoyarse. Abrirse
para ella. Desflorar una primavera
a pleno julio. Obsequiarse
como un paseo en manos de mamá.

la tela del olvido tiene huecos.
la niña atraviesa uno de ellos.
allí están sus muñecas,
sus tardes del hinojo. Los conejos.

quiere pasar todo su cuerpo
al otro espacio tiempo.
mamá teje bufandas. Pantalones
que pican en los muslos.

la robaban los niños. La noche
la robaba.
al otro día, el muro volvía a color blanco.
el lobo, los vampiros. La ciudad
era como película de viernes, a tres rayas.

asoma su cabeza intermitente.
hay cosas que prefiere dejar del otro lado.

mamá teje
mamá fuma
mamá lee
mamá se come unos papeles frente a unos portazos.
mamá, todos peligramos.

¡cose el hueco mamá!, pide la niña.
es que siente un susurro:
quizá vengan a buscarnos.


lunes, 23 de junio de 2008

Goma de mascar


Goma de mascar es la nueva novela de Rafael Courtoisie
Editorial Lengua de Trapo, Madrid

Información tomada del Dossier "Goma de mascar"

Rafael Courtoisie es uno de los escritores uruguayos de mayor reconocimiento internacional. Su novela Santo remedio (LENGUA DE TRAPO, 2006) ha sido elegida por las editoriales españolas y la Fundación Lara como una de las seis mejores novelas publicadas en español durante 2006. Su libro Cadáveres exquisitos fue Premio de la Crítica. Su novela Vida de Perro obtuvo el Premio Nacional de Narrativa del Ministerio de Cultura del Uruguay y fue nominada al Premio Rómulo Gallegos, de Venezuela. Tajos y Caras extrañas son sus anteriores novelas publicadas en España.
Ha recibido, entre otros, el Premio Fundación Loewe de Poesía (España, Editorial Visor, jurado presidido por Octavio Paz), el Premio Plural (México, jurado presidido por Juan Gelman), el Premio de Poesía del Ministerio de Cultura del Uruguay, el Premio Internacional Jaime Sabines (México) y el Premio Blas de Otero (España). Parte de su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano, rumano y turco, entre otros idiomas.
Goma de mascar es su cuarta obra en LENGUA DE TRAPO.


Sobre GOMA DE MASCAR:

La literatura al servicio del asesinato, el asesinato al servicio del ego, el ego hecho pedazos a los pies del lector.

Kate, una joven, lasciva y talentosa estudiante de Economía de la Universidad de Sappy City, aparece asesinada justo después de sacar a la luz un brillante proyecto de reciclaje de goma de mascar. Entre los sospechosos, dos poetas de fama internacional, candidatos al Premio Nobel y distinguidos profesores: Joseph Rabbit y José Asunción Valenzuela. La investigación del crimen recae en el teniente Carson, un alcohólico inveterado, ingenioso y bonachón, y en su ayudante, el sargento Merril, un homosexual de «closet» inteligente y ético. A medida que van saliendo a la luz las pequeñas miserias de todos los implicados, en la apacible Sappy City se suceden crímenes y acciones violentas protagonizadas por una variada galería de personajes: un estudiante y jugador de fútbol americano guapo y estúpido, una asesina profesional contratada por una de las grandes empresas que manejan el negocio de la goma de mascar y los neumáticos, un primo de Rabbit vinculado con la mafia rusa, y otros tantos.

La narración se desenvuelve en la clave de humor, ironía y precisión a que nos tiene acostumbrados Rafael Courtoisie. A esto se añaden además buenas dosis de mala uva que alegrarán el día al lector más reticente. Novela erótica, tanática y de suspense desarrollada en una prosa ágil y deslumbrante, Goma de mascar es un thriller desternillante. Un verdadero placer.

domingo, 22 de junio de 2008

sábado, 21 de junio de 2008

Peluquería

En el blog de Malen leí este breve relato sobre su vivencia en la peluquería, que traje para mi "caja en el armario". Imposible no sentirse identificada con la fobia ante esos recintos en los cuales inevitablemente caemos, no sin asumir ineludibles costos.
Enseguida recordé este chiste de Maitena, que con un par de trazos gruesos habla de cómo podemos sentirnos una cucaracha en manos de un maníaco (ya sé, hay excepciones - incluso con aditamentos, dirían Flor y Kari-...)

jueves, 19 de junio de 2008

Viernes: Literatura Viva

LITERATURA VIVA cambió de día y lugar
Ahora es el tercer viernes de cada mes

en el Centro cultural "Las mil y una artes"
Medrano 645
(y Corrientes)

Este viernes 20 de junio 21 hs.
La poeta invitada es Claudia Masin

E Inés Manzano hace un homenaje a Beatriz Vallejos

En el transcurso del ciclo, la editorial El Mono armado regalará
libros de poesía

Invitan: Gerardo Curiá y Lidia Rocha.

Más información en: http://www.valknutr.blogspot.com/


Grafito

Una noche de luna llena,
en la hamaca del jardín,
están sentadas. La madre canta una canción
que repite y repite, podría decirse hasta el cansancio,
sólo que la hija no se cansa; se encanta, se duerme.
Desde esa noche, para la hija, escribir
será escribir la pérdida de ese momento.
La escritura de la canción de la madre demora
el final de la canción misma. Las palabras
existirán para crear esa demora, un instante
suspendido entre la voz y el silencio. Y por eso,
la hija las escribirá con esa facilidad dichosa
con que sólo pueden hacerse
ciertas cosas imposibles

Claudia Masin

de Geología (Nusud, 2001)

miércoles, 18 de junio de 2008

Clase 62 (II)

Gustavo Caso Rosendi

De regreso

La soledad teje y desteje nuestra sombra bajo la luna
Hemos construído un gran caballo
con los huesos de los nuestros
Hemos cegado al cíclope (esta pena)
y huído colgando del vientre de nuestros miedos
Nos hemos negado a ser rebaño
y hemos nadado en la nada por ello
Caminamos ahora de regreso
los escudos ensangrentados se parecen al sol
que mirábamos de niños


(de Bufón triste, Ultimo Reino, 1995)




Martín Raninqueo

Haikus de guerra

Percute la lluvia
el techo del pozo
(hago que leo)

Noche de frío
(¡que ella me sueñe
a su lado tendido!)

Nadie a la vista
salvo el viento
jugando con una olla

Dulce es el viento
si no arrastra gritos
y esparce la nieve

Sobre la turba
ramita verde
muriéndose de frío

Sol en el monte
Cantamos el Himno
(fingimos coraje)

Brusco es el viento
que empuja a un soldado
herido en el monte

Copos sobre copos
Caen gotas rojas
(una tras otra)

Ventisca y tristeza
Camino al Canberra
que está en alta mar

Tras la bruma
los niños que fuimos
nos están gritando: adiós


(selección de un poemario que será publicado este año por EDULP)



Carpintero

Con el cepillo le sacaba bucles de oro a la madera rubia de los cedros.


Piedras cantoras sus manos
para arrullar la madera


Había una bolsa de aserrín a mitad del taller que en mi imaginación era una bolsa de boxeo. Y yo era Miguel Ángel Firpo, el Toro Salvaje de las Pampas:


Y un cross de derecha
y un jab y un gancho
a la cocina
y un cross de izquierda

Hasta que el abuelo, puteando al cielo, me gritaba: "Ya está bien. A tu rincón". ¿De qué hablaban los algarrobos con mi abuelo?


Piedras cantoras sus manos
para arrullar la madera

Perlas de sudor crecían es su pelada brillante como la de Joe Briscoe:


Y un cross de derecha
y un jab y un gancho
a la cocina
y un cross de izquierda

Una tarde una mujer vestida de negro atravesó como un espectro una de las paredes del taller. Entre una nube de aserrín, le encargó al carpintero un cajón para muertos del tamaño de su cuerpo. Pasó diez años construyéndolo: el tiempo que duró el Parkinson, como el de Mohamad Alí. ¿Por qué temblaba tanto mi abuelo? ¿De su temor nacía el temblor?


Piedras cantoras sus manos
para arrullar la madera


Ayer terminó el cajón y cuando lo fue a probar, se quedó para siempre ahí, dentro del corazón del árbol, con su camisa de grafa y el metro en el bolsillo. Yo le grité: "Ya está bien. A tu rincón". Pero no me hizo caso. Después, el olor del barniz me hizo tambalear, y con toda mi impotencia y la fuerza de Ringo Bonavena en mis puños, le pegué a la bolsa, que cayó para siempre al suelo. Así abandoné el taller-Luna Park de mis sueños, como quien abandona por paliza, abriéndome paso entre sus herramientas, mientras el único empleado le iba sacando lustre a mi silencio, a su pobreza.


Piedras calladas sus manos
qué soledad, la madera.




(de Poemas del Flautista, 2003)
Poema que Raninqueo dedicó a su abuelo, inolvidable personaje que le hizo una pileta de madera y le revistió su guitarra de fórmica.

miércoles, 11 de junio de 2008

Clase 62

El sábado estuve en "Interiores", ciclo de poesía donde Inés Manzano convoca a escritores de las Provincias y se pueden escuchar voces a las que de otro modo no llegamos.
Escuché a dos buenos poetas de La Plata: Gustavo Caso Rosendi y Martín Raninqueo. Fue una de esas lecturas a las cuales uno se alegra especialmente de haber ido.
Con dos estilos muy diferenciados para escribir y leer, me resultaron ambos interesantes y me quedé con ganas de leerlos, así que me traje dos libros y una selección de poemas:
- "Poemas al Flautista y otros poemas y canciones", de Martín.
- Una selección del libro inédito "Soldados", de Gustavo...
- y también de él: su primer libro, "Bufón fúnebre"(1995) que, por lo que estuve viendo, tiene poemas lindísimos.

La lectura de Martín Raninqueo me generó esa emoción particular que ocurre algunas veces. Esto no invalida todas las otras ocasiones donde lo que se escucha se disfruta y se valora desde un lugar menos "conmocionado" (que además puede tener tantos matices), pero es cierto que esos encuentros en los cuales algo captura y repercute fuertemente son los que - al menos yo- luego recuerdo. Como cuando Bossi leyó "Tres" en Fedro o cuando escuchamos a Rocío González (mexicana) también en "Interiores", o cuando Battilana leyó aquel poema de Inchauspe que a Flor tanto le gustó... y así.

Raninqueo lee afirmando una voz potente y subrayando el peso de cada palabra, en un estilo que convoca su perfil de músico y que me recordó el modo de leer de Mileo. Uno va entrando sin darse cuenta en ese mundo, hilvanado por el texto y la voz.
Así leyó sus "haikus de guerra" (bellos), parte de un libro que va a editar en pocos meses la Universidad de La Plata y que (como él contó que le dijo Mileo, al escucharlo en el Festival de Rosario) introduce la temática de la guerra en el haiku, toda una novedad y algo en cierto modo osado. Poemas en imágenes diminutas detrás de las cuales se ve y se siente un páramo frío, niebla, temblores apenas perceptibles, colores aislados sobre un manto blanco, sonidos que connotan lo que no se quiere ver.
Raninqueo puede también leer en tonos más coloquiales, como lo hizo cuando leyó "Carpintero" (un texto en prosa y verso, estos últimos a modo de estribillo que se quiebra al final) y combinó distintas voces de manera armónica e hilada.

Hay algo en la lectura de poesía que la calidad del texto no agota ni garantiza; algo que viene de otro lado, que se produce por la coincidencia de distintos factores y va más allá de lo que se lee. Buenos poemas pueden crecer en una lectura, poemas excelentes muchas veces se sostienen en su calidad sin cobrar ese vuelo al ser leídos... Otras veces, esos mismos poemas embelesan y lo que escuchamos (mediado a su vez por tantas cosas) es - afortunadamente - algo variable, que siempre está en movimiento y puede sorprendernos.


Martín Raninqueo
Nació en La Plata en 1962
Es músico y poeta
Libros publicados, propios o en colaboración: "El viento también recuerda" , antología de ex combatientes de Malvinas (Ed. Ultimo Reino, 1996) y "Poemas del flautista" (2003)
De próxima edición: "Haikus de guerra"´
Como músico: grabó "Después del incendio" (1998), "Fffff" (2001) y "Gorrión criollo" (2007), todos con canciones de su autoría.

Gustavo Caso Rosendi
Nación en Esquel (Chubut) en 1962, pero vive en La Plata desde muy pequeño
Libros publicados propios o en colaboración: "Elegía común" (La Plata, edición artesanal, 1987), "Bufón fúnebre" (bs. As., ültimo Reino, 1995), "El viento también recuerda", antología de ex combatientes de Malvinas (La Plata, Ediciones Último Reino, 1996), "8 poetas regionales", antología auspiciada por Edelap (Bs. As., Ed. Vinciguerra, 1997), "Poesía 36 autores", antología de poetas de la ciudad (La Plata, Ed. de La Comuna, 1999), "Naranjos de fascinante música", antología de poesía contemporánea (La Plata, Libros de Talita dorada, 2003)
Libros inéditos: "Lo más lejano" (1997), "Caminata" (2000), "Etcétera" (2001), "Soldados (2003-2004)

Juntos grabaron un CD llamado "Poemas"

miércoles, 4 de junio de 2008

Viajar sola



Poemas del bellísimo libro inédito "Viajar sola", de Mercedes Araujo
Estos y algunos otros fueron publicados en la edición otoño 2008 de la revista Ventizca


"Deseo tanto tener noticias tuyas"
esa manera pulcra de decir
"deseo tanto tener noticias tuyas"
si dijeras por qué te fuiste
por qué estás trepando
el monte Kenia como cabra
mientras yo cuido mi inversión.
Nos portamos adecuadamente
cada uno según su naturaleza.

No trepo el monte Kenia como cabra
soy un carnero vuelto de espalda sobre la piedra
tengo las patas y las manos
atadas en ángulo recto y espero paciente
que alguien me dé un nombre.
Quisiera llamarme como un río: Cumene
Cumene es apropiado para renacer.

***

¿Pensaste como el destinado en ser inmortal
hablar swahili, regresar a la orilla, flotar
sobre la hierba? Otros viajeros conversan
no encuentro el momento para decirles
cuando navego soy carnívora, gritar
trepada a la vela, carnívora
ojos de chita furtiva, sanguinaria y cansada.

***
En la curva del Río Tanar
propuse volvernos mercaderes
no me animé a escupirte fascinada según el ritual
ni a sacudir nuestros cuerpos
o secarnos la piel
que ese día fue de hembras protectoras.

En la margen de la curva del Tanar
creí haber visto las mejores flores
que una pueda hallar
en la margen de la curva del Tanar
la sangre de la mujer casada
sirve para trenzar anzuelos
en la margen de la curva del Tanar
fui mercader fratricida
y me demoré a cosechar flores.

***

En ese extraño lugar
llamado cocina del infierno
el aire sobre la piel es ráfaga y arena
en ese extraño lugar una gruesa montaña
se volvió garganta por la erosión del viento.

En ese extraño lugar, tener conciencia
de cualquier paisaje es doloroso
porque se ven las cosas por primera vez
pero sobre todo
porque decir así el lugar roto por sí mismo
demora la marcha y nos hace resbalar
cuando lo que se quiere es huir.

***

Vi lo que vi
una jirafa con pestañas de mujer
pisando sus patas derechas a un sólo tiempo
turbada, resoplando y turbada.

Una hembra a contraluz del sol
ofreciendo sus ojos.



Imagen: Florencia Walfisch, fragmento de la ilustración que acompaña los poemas de Mercedes , en Ventizca.

lunes, 2 de junio de 2008

La caja

Del boletín de novedades de Interzona editora

La caja

Gabriel Reches
IZ Latinoamericana • # 52
ISBN 978-987-1180-54-7
128 p.
$ 28

Un choque, un teclado, unos personajes enigmáticos. Y siempre la perplejidad, la inadecuación frente al mundo cotidiano. La sensación de que la narración cuenta una historia mientras en realidad está pasando otra cosa.
Una prosa perturbadora, inquietante, en el límite de lo siniestro. Como la lucidez de una noche en vela.
La primera novela de un narrador que dice que algo anda mal, sin necesidad de levantar demasiado la voz.


Gabriel Reches nació en Buenos Aires en 1968. Publicó los libros de poesía Gómez (araucaria editores, 1997), El resto (Siesta, 2000), Strip (Bajo la Luna, 2001), Hamster en la Rueda (plaqueta, ediciones obsoletas, 2002), La evolución (Siesta, 2005) y 6 series (Vox, 2008). La caja es su primera novela publicada.