lunes, 24 de diciembre de 2007

Bayley en el arbolito

volver
entonces volver
al sueño
al mediodía
y dejar que convivan los jazmines
con los ojos de buey y los lagartos

Edgar Bayley


Para los que pasen, dejo aquí: el alado arbolito de alguien que adoro, junto a los contrastes de un poeta querido.
En su combinación, arman el augurio: capacidad para aceptar lo ambivalente, con goce e inteligencia, rodeados de amorosos "arbolitos" que otros nos regalen (en sus múltiples formas).

¡Un abrazo para todos!