viernes, 16 de noviembre de 2007

Te querré siempre


Canto primero

Alberto Girri

Si busqué tu sombra y te querré siempre
¿por qué arrojas contra mi aliento esta inerme dulzura
que me paraliza?
¿Por qué temes?
Si tu mejilla, medrosa luna de amante,
ya no rige hondas, sufridas zonas de costumbres,
y pides más que el salto del viento y mi soledad visible,
¿por qué no dejas que te defienda?
Si prefería la difícil y mentida serenidad del yeso,
y una desconsolada comunión de llaves y papeles
cubría mi suelo devastado,
¿por qué me tejes esta pausa de triunfante olvido?
Si el vivir desnudo
era instalarme en la familia del milagro
quedarme quieto y descubrirte sin tenerte
¿por qué desheredas esta muerte dándome tu vida?

En vano escondo mi voz,
y te veo como un símbolo rendido al sobresalto
proscribiendo la piel, mas no la savia.
En vano, pues acaso lo ignorabas ¡Ay!
cuan dura milicia es la vocación de amante.
Pero te querré siempre. No tengo recelos,
saldré de la batalla cantando, más encorvado,
con los cabellos rotos,
y enfriando mi desorden en el polvo de los calendarios.
Mira, aprendo de las estrellas, la coronada dignidad de las estrellas
que envejecen sin lágrimas.


Te querré siempre.


Fotografías: preciosa Julie Delpy, con quien comparto mi año de nacimiento y algunas pasiones, además del origen francés.