miércoles, 10 de octubre de 2007

La zanjita


Poemas de Juan Desiderio


Poema de amor desde la cárcel

Tu carne no cierra
y esta zanja
es un tajo de muerte
tu sombra abierta
en la zanja es
un tajo de muerte
la carne del mundo
y hay un gritón enfermo
hijo de una hermosa gimnasta
un alma que corre
con autos de fuego
en las autopistas de nada
de una zanja.
La carne se cierra
el metal hierve
yo cosía tus manos
con el algodón de mi raza
más dulce
que el terror
a la altura.


Postales de la zanja (uno)

Un viejo de sotana agujereada
sentado en la vereda de la fábrica
de botellas sopladas
tira cáscaras de mandarina
al agua de la zanja.
Pero el cura ciruja ése
pasaba las noches leyendo
el apocalipsis y por las
mañanas a todo el que
pasaba
señalaba
vó te quedá
vó te vá al cielo
vó te quedá.
De noche
un cura sucio
de sotana rota
come mandarina
y tira la cáscara a la zanja.
La zanja se lleva un color
y pudre los zapatos de dios.



Aquí, más poemas de "La zanjita", tan particulares.
Me conmueven y tengo hacia ellos una actitud agradecida. Cuando los leo certifico el valor de nutrirse con mundos poéticos (aparentemente sí pero no tan) distantes de los propios.

Así en la poesía como en la vida

Vox acaba de reeditar "La Zanjita", junto a "Barrio trucho" y "El asesino de Dios".