martes, 18 de septiembre de 2007

Garbo ríe


Kari me avisó y puse TCM. Documental sobre Greta Garbo. Greta Lovisa Gustafsson. Hoy 18 de septiembre hubiera cumplido años. Su nacimiento: 1905 en Sodermalm, barrio de Estocolmo. El año de mi abuela.

Una mujer personal, que defendía su privacidad. Movie star que no iba a los estrenos ni se dejaba fotografiar fuera de un set.
Expresiva, estudió en la Escuela de Arte Dramático de Estocolmo. Sorprendía con su intensidad y su actuación que se corría de lo previsible. Pasó del cine mudo al sonoro con igual solvencia.
Con un humor que sus más cercanos destacaron, alguna vez, luego de su retiro - que fue a los 35 años- dijo a uno de sus amigos: "soy un molusco, simplemente estoy". Con afecto, bromearon: "podía hacerlo, era rica y holgazana". Pero parece que dedicaba sus días a coleccionar arte, a caminar y a compartir momentos con amigos.
Innegablemente hermosa, elegante y misteriosa. Luego de verla durante un largo rato en pantalla, comprendí las espontáneas alabanzas de mi abuela. Yo había visto de ella, hasta hoy, sólo algunas fotos y fragmentos brevísimos de alguna película, al pasar, (aún no pensé por qué) sin detenerme.
En su tiempo, Greta agradaba más al público femenino que a los hombres, a quienes presentaba una feminidad demasiado intensa y algo "andrógina" para la época.
"Ninotchka" la mostró como comediante. Fue un éxito y una película elogiada por los críticos, publicitada con la frase "Garbo ríe" como quien dice: algo que le faltaba hacer.
Convocada por la luminosidad de su rostro, por el tono grave de su voz, por el lenguaje actoral de sus manos, me propuse ver estas películas: