viernes, 10 de agosto de 2007

Soñar con otros

La única

Era la única bajo la parra azul
con olor a verano. Respiraba
una polvareda hipnótica.

Su piel era de luna
obnubilada y sin urgencias.

Pero llegó a la superficie
un augurio de invierno
sonidos no humanos.

Ella rendida
volvió a soñar con otros. Ardor
de hogar
ofrendas cotidianas.

Ana Lafferranderie
"El cielo tácito"





Cuadro: "Figura en limones", Merello. Tinta/ acuarela/ papel.


Poema: Ana Lafferranderie