martes, 24 de julio de 2007

El (hermoso) rostro de quien es rebasado


Estamos en un bar, nos miramos,

ella y yo en un profundo silencio.

Tengo el rostro de quien

es rebasado, por ser dos en sí mismo.

El otro se alejó, para que hablemos.

Es tanta su hermosura...





¿Y si ella fuera ella

nada más, ella misma, ella sola,

sin mí para buscarla?

¿Una mujer es nada más que eso,

una mujer, y no yo, transfundido? ¿Por qué

no puedo verla, reconocerla en

su soledad?


Osvaldo Bossi
(poemas de "Tres")



Un bar de las Folies Bergère (det.) , Manet.